La entidad BBVA presidida por Francisco González va  a ser la primera entidad que solicite elevar el tope del 100% aprobado en Noviembre del año pasado en el Real Decreto de Transposición Parcial de la normativa europea de solvencia que entre otras medidas se encargó de regular la retribución variable máxima de los directivos de las entidades financieras que no pueden superar su salario fijo , estableciendo en este Real Decreto una excepción por la que el Bonus puede ser el doble que el sueldo fijo siempre y cuando lo acuerde la Junta de Accionistas de la Entidad. En este caso la entidad va a proponer alcanzar el 200%. Esta entidad cuenta con 163 directivos y la entidad Santander con 785 banqueros afectados por la nueva norma que permite a los accionistas limitar el variable al 100% del sueldo fijo.

Entre los beneficiarios se encuentran Emilio Botín, Francisco González, Ángel Ron, Josep Oliú así como sus respectivos CEOs.  El colectivo para el que se solicita este ‘superbonus’ desciende en Popular (43 beneficiarios), Sabadell (34) y Bankinter (20).Estas entidades además recalcan que la decisión de aprobar un nivel máximo a la retribución de estos banqueros no afectaría al mantenimiento de la base sólida del capital ni a sus obligaciones en materia de solvencia.  En  caso de aprobarse la medida, para Santander y BBVA se calcula que  la factura ascenderá al entorno de los 290 millones de euros.