Elvira Rodríguez afirma que la CNMV tomará medidas para regular la comercialización de los productos financieros, además de medidas de supervisión preventiva, como el mistery shoping o inspectores anónimos para comprobar si estos se comercializan o se comercializaran de forma adecuada. En su declaración también ha manifestado que las participaciones preferentes no se pueden considerar como una “estafa generalizada” asegurando que muchos de los que contrataron no se leyeron los contratos.