La Agencia Catalana de Consumo obligo a la entidad a devolver en año y medio 195,6 millones de euros por la comercialización de las participaciones preferentes a clientes sin conocimientos financieros.

La entidad financiera ha tenido ya 11.415 laudos que la ACC dictó y ninguno ha sido favorable, y esta cifra seguirá creciendo este año , ya que se prevé que se tendrán que resolver 45.000 expedientes más.