Hasta el momento el Juez Fernando Andreu no imputara delito alguno a los exconsejeros de Caja Madrid y Bancaja por la comercialización de las participaciones preferentes, aunque se está a la espera de la práctica de la prueba pericial  que determine si el folleto explicativo de estos productos financieros inducía a engaño. El Juez sostiene  que de las declaraciones de los querellados y de las pruebas practicadas hasta ahora no se constata que estos exdirigentes planificasen la emisión de las preferentes como una manera de captar activos y disfrazar la situación de insolvencia en que se encontraban las entidades. Y ese es el argumento clave exigido por la Sección Tercera de la Audiencia Nacional para continuar la investigación.

Se insta a los afectados por la inversión en este tipo de productos financieros  a acudir a la vía civil, para reclamar las indemnizaciones y podrán exigir responsabilidades penales a los Directores de las sucursales de Caja Madrid o Bancaja  y a sus empleados en la jurisdicción provincial por el supuesto engaño.